viernes, 5 de enero de 2018

#AWBDESCORCHA: LOS BLANCOS QUE BEBEREMOS EN 2018 (I)

www.modernmilitaryman.com
Sin dudas, el año que acaba de cerrarse fue el mejor de la historia para los vino blancos argentinos. Las cosechas frescas de 2015, 2016 -e incluso 2017- permitieron elaborar destacados exponentes; con perfiles increíblemente fragantes, complejos y refrescantes.

Argentina elabora soberbios vinos blancos, pero la inmensa mayoría de los consumidores locales todavía no los elijen, yo creo que básicamente por desconocimiento. Ojalá todas estas novedades “traccionen” un poco el consumo hacia estos interesantes productos.  

Sabemos bien que la preferencia por los vinos blancos sigue representando menos del 20% del total nacional. Y estimo no será fácil revertir esta tendencia en el corto plazo…

Participando de la movida #AWBDescorcha de los Argentina Wine Bloggers, he armado esta pequeña -y absolutamente personal- selección de vinos blancos (que no tiene ánimo de ser exhaustiva, pues hubo muchísimas novedades en este 2017). 

En esta primera entrega, están mencionados los vinos que a mi entender ofrecen la mejor relación precio-calidad. He agregado una descripción muy breve de cada producto, para orientar al lector pero sin aburrirlo:

Chacabuco Viognier 2017 ($100): Frutal y floral simple. Fresco, liviano y muy bebible. Se consigue en cualquier supermercado. ¡Excelente RPC!
Indama Chardonnay 2016 ($150): Hermoso vino cordobés, de un novel proyecto vitivinícola en la zona de Colonia Caroya. Frutal y meloso en nariz. Ligero y agradable en boca. ¡Vamos Córdoba! 


Los Haroldos Estate Sauvignon Blanc 2017 ($150): Sauvignon Blanc de gran tipicidad y precio realmente conveniente. Herbal, cítrico. Refrescante y fácil de tomar. ¡Piletero!


Padrillos Trifecta 2016 ($220): Corte blanco sumamente original, compuesto por 40% de Tocai, 40% de Chenin y 20% de Torrontés. Elegante y sutil, todo delicadeza. ¡Un blanco para comer!


Crios Torrontés 2017 ($220): Torrontés impecable, casi “de manual de enología”. Combina uvas de Cafayate y Valle de Uco, lo que lo hace extremadamente complejo y balanceado. Gustará incluso a quienes no suelen beber Torrontés. ¡Un “imprescindible”!
Mantra Cane Cut Sauvignon Blanc 2015 ($220): Exquisito vino dulce patagónico, elaborado con una novedosa técnica de deshidratación traída de Australia. Fragante y fresco, con una gran balance entre dulzor y acidez. ¡Para servir con los postres!

Coquena Torrontés 2016 ($235): Torrontés hiper-clásico, esos de “toda la vida”. Perfumado, sabroso y con rico amarguito final. Vino “entry level” de la Bodega Yacochuya, para beber con facilidad y deleite. ¡Traigan unas empanadas salteñas bien picantitas!

Andeluna 1300 Sauvignon Blanc 2017 ($235): Otro Sauvignon Blanc excelente, con todo lo que uno espera de la variedad. Herbáceo, pomelo rosado y frutas tropicales en nariz. Ligereza y acídez vibrante en boca. ¡Compañero perfecto de una bandeja de sushi!


Alma Gemela N°1 Pedro Ximenez 2017 ($235): Una hermosa rareza, de la que se hicieron apenas 600 botellas. Delicado y algo austero, requiere beberlo con cierta atención. ¡Para la copa del aperitivo!


Humberto Canale Old Vineyard Semillón 2016 ($245): Gran blanco patagónico, de la centenaria bodega Humberto Canale. Recuerdos de té negro, hierbas silvestres y miel en nariz. Estructurado, untuoso y muy largo en boca, “pide comida” a su lado. ¡Se lucirá con unos pescados a la parrilla! 


Nieto Senetiner White Blend 2017 ($260): Nuevo lanzamiento de la bodega, de la mano del joven enólogo Santiago Mayorga. Un notable ensamblaje de uvas Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier y Semillón; que produce un vino de aromática intensa y seductora, con paso veloz y gran frescura. ¡Me lo imagino escoltando comida peruana!


Blanchard Lurton Les Fous 2017 ($280): Otro gran desembarco de este año que pasó, de la mano de un proyecto mendocino ideado exclusivamente para elaborar vinos blancos de alto nivel. Un corte blanco de estilo bordalés, con 80% de Sauvignon Blanc y 20% de Semillón (ambos de Valle de Uco). Aromático, refrescante, con buen peso en boca. ¡Vale más de lo que cuesta!
Bad Brothers ToVio 2017 ($280): Otro blend blanco bastante atípico, que une Torrontés y Viognier (de Cafayate y Tolombón respectivamente). Ideado por Agustín Lanús para su joven proyecto vitivinícola Bad Brothers, logra un vino de perfil sobrio, muy versátil a la hora de los maridajes.  ¡Lo recomiendo con unas humitas en chala!


¿Se tentaron con alguna de estas recomendaciones? ¡Pronto llegará la segunda parte, con muchos otros grandes vinos blancos para disfrutar! 

miércoles, 3 de enero de 2018

LA GUÍA DEL VINO ARGENTINO 2018 (Publicidad)


Nueva edición
La Guía del Vino Argentino 2018
Aldo Graziani, junto a Valeria Mortara, presenta un completo reporte sobre los mejores vinos del mercado.

¨Novecientas etiquetas. Veinticinco sesiones de degustación a ciegas, todas a la misma hora, con los vinos en excelentes condiciones de temperatura y las copas adecuadas. Esa fue, desde el vamos, nuestra premisa para la Guía del Vino Argentino 2018¨. Así arranca este libro, con el prólogo del consagrado sommelier Aldo Graziani que, junto a su colega Valeria Mortara, asumió el desafío de "escanear" el presente del vino argentino.

El resultado es una guía indispensable  para ayudar al consumidor a la hora de elegir el vino perfecto para cada momento, según su presupuesto, con el plus de contar con información acerca de las tendencias y novedades del mundo vitivinícola nacional.

Al sistema de puntajes que toma la misma escala de 100 puntos que utilizan los más reconocidos medios y especialistas internacionales, este año se incorpora un registro más preciso aún, que incluye decimales en cada evaluación.

La Guía del Vino Argentino 2018 se divide en zonas y sub zonas, con el fin de reflejar la gran variedad de estilos y perfiles que alberga nuestro país, aún dentro de una misma provincia o región. Incluye, además, premios al winemaker, al enólogo joven y al pequeño productor del año. También a la mejor bodega y un premio a la consistencia.

En términos de diseño, el genial Rep suma sus ilustraciones al libro, aportando humor y originalidad en cada página.

Pero quizás la novedad más llamativa este año sea la sección Vinos populares, enfocada en los vinos de todos los días, que resultan claves para presupuestos más acotados -en algunos casos cercanos a los $ 100-.

Opciones para todos los bolsillos, todos los gustos, todas las regiones, todas las cepas.
Así es la Guía del Vino Argentino 2018, una pintura de lo mejor de nuestra vitivinicultura, desde la mirada de dos expertos.

Precio de venta sugerido: $449

Aldo Graziani
Reconocido sommelier argentino, Graziani impulsa hace años sus propios proyectos gastronómicos: Aldo’s Vinoteca San Telmo y Palermo, Casa Cruz Brasserie Porteña, Bebop Club, Aldo´s Wine Bar y la Distribuidora de Vinos El Garage de Aldo. Es ex vicepresidente de la Asociación Argentina de Sommeliers (2009-2011), e integrante de S4C, “Sommeliers For Consumers”, la primera guía de vinos del mundo que reúne a los mejores sommeliers del planeta. Fue elegido como Mejor Sommelier por la revista Elgourmet.com (2007-2008), por la revista Cuisine & Vins (2010), y como Mejor Sommelier de la década por la revista Bar & Drinks. Se desempeñó como docente en EAS y CAVE y, entre otros cargos, como Head Sommelier en el Faena Hotel + Universe, y como director del programa The Wine & Dine Club para socios de American Express. Es Sommelier Certified by the Court Of Master Sommeliers – Advanced Certificate By Wine & Spirit Education Trust, y jurado en Decanter Wine World Awards 2014 y 2016.

Valeria Mortara

Vicepresidente de la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS). Es sommelier, recibida con honores de CAVE y Advance Certificate by Wine & Spirit Education Trust. Fue elegida como Mejor Sommelier por la revista Cuisine & Vins (2012). Se desempeñó como docente en CAVE, IAG y UADE. Actualmente,es Head Sommelier & Brand Ambassador de Faena Hotel Buenos Aires. Es creadora de BIENCONVINO, una serie de vinos pensados para sugerir y comunicar el maridaje.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

#PENSANDO EN LAS FIESTAS: VINOS ESPUMOSOS

www.campbelltonregionalchamber.com
Última entrega de esta sección, dedicada -como era de esperarse- a las “Burbujas”. Quedan apenas cuatro días para comenzar las celebraciones navideñas, así que hay que salir a comprar las bebidas de manera urgente.

¡Si todavía no tienen decididos los brindis, a no desesperarse! Permítanme que les presente aquí siete sugerencias, seleccionadas entre los vinos espumosos que más me gustaron o sorprendieron este año.

Estancia Mendoza Brut Nature ($148): ¡Sinceramente, no creo que haya en la actualidad otro espumoso de mejor relación precio-calidad que este! Producido en Mendoza por Fe.Co.Vit.A. -la mayor bodega cooperativa del país-, ofrece la posibilidad de armar brindis multitudinarios aún con un presupuesto bastante acotado. Exhibe fragancias frutales y herbáceas simples y directas; unidas a una boca ligera y veloz, de burbujas festivas y breve persistencia. ¡Para brindar y brindar, sin mucho gastar!

Raza Argentina Brut de Torrrontés Riojano ($220): Los fanáticos que nuestro cepa blanca de bandera sin dudas disfrutarán de este lanzamiento de La Riojana -otra importante bodega cooperativa, reconocida tanto a nivel nacional como internacional por sus vinos y aceites, así como también por ser la primera en implementar y certificar las prácticas de “Comerció Justo”. Yendo al vino en cuestión, se trata de un espumoso sencillo y liviano,   de nariz fragante y apetecible frutosidad. Presenta nítidos perfumes florales y cítricos; que dan paso a una boca etérea y vivaz, con burbujas chispeantes y permanencia media. ¡No hay muchos espumosos de Torrontés, así que este es la “referencia” ineludible!

LUI Brut Nature ($310): Otro producto de reciente aparición en las góndolas locales, que llega de la mano del joven enólogo Mauricio “Japo” Vegetti. Un exquisito vino espumoso vinificado 100% con Pinot Noir (de Los Arboles, Tunuyán, Valle de Uco), tan liviano y refrescante que parece casi un jugo de frutas. Regala una nariz de rebosante frescura, con recuerdos de frutas rojas ácidas -cerezas, frambuesas- y suaves tonos tostados. Al probarlo fluye resuelto y palpitante, inunda la boca de sabores frutales, con excelente acidez, burbujas cosquilleantes y placentero final. ¡Para tomar varias copas sin darse cuenta!

Montchenot Rosé Brut Nature ($345): Novedad de la centenaria Bodega López, que llega de la mano de la distribuidora Córdoba Drinks. Se trata de un notable espumoso rosado, pensado para seducir a los paladares que prefieren los sabores más sutiles. Fue elaborado con uvas Pinot Noir, Chardonnay y un “toque” de Malbec (que le aportó el color). Propone una nariz de mediana intensidad, con evocaciones diáfanas de frutas rojas y levadura fresca. Al llevarlo a la boca es delgado y de paso grácil, con balanceada acidez, “perlage” discreto y agradable persistencia. Se comercializa en un primoroso estuche, como para “quedar muy bien” en un presente de fin de año. ¡Un vino espumoso que es pura sobriedad y elegancia!

Alma 4 Bonarda 2015 ($395): Para los buscadores incansables de “rarezas”, les propongo probar este original espumoso tinto de Bonarda, vinificado por método Champenoise -y con más de 40 meses sobre sus borras- en el proyecto vitivinícola mendocino “Alma 4”. Empieza sorprendiendo desde lo visual, con un profundo color rojo-violáceo. Sigue en el olfato, con aromas de frutas rojas y negras en sazón -ciruelas, arándanos-, anís y algunos dejos especiados/terrosos. Termina en una boca sabrosa y plena, de sabores maduros -aunque muy bien “contrapesados” con la acidez para no resignar ni un ápice de frescura-, moderada gasificación natural, taninos imperceptibles y larga permanencia. Un vino de neto perfil “gastronómico”, óptimo para servir junto a los postres y dulzuras navideñas (aunque si se animan, también puede acompañar magníficamente platos de pastas o carnes rojas). ¡De esos “imprescindibles”, que todo enófilo curioso debe probar alguna vez”!

Alma Negra Blanc de Blancs ($395): Un producto mendocino de impecable elaboración  y con un packaging inmejorable, perfecto para regalar -o regalarse-. Un espumoso obtenido exclusivamente con racimos seleccionados de Chardonnay recolectados en Agrelo (Lujan de Cuyo) y Tupungato (Valle de Uco), fermentados por el método Champenoise. Muestra un color amarillo dorado muy seductor, que denotan su prolongada estiba en botellas antes de salir a la venta. Hace alarde de una nariz amplia y diversa; donde se intercalan recuerdos de frutas blancas -peras, duraznos-, pasas de uva, manzanas desecadas, miel y levadura. En la boca tiene cuerpo medio, entrada seca y paso untuoso, refrenda sabores maduros, con estupenda acidez, sensuales burbujas y generoso post-gusto. Otro vino ideal “para la mesa”, que seguramente disfrutaran quienes gustan cenar toda la noche con espumoso. ¡Altamente recomendado!

Alyda Van Salentein Cuveé Prestige Brut Nature ($450): Una de las mejores sorpresas que hubo este año en la categoría -al menos para mí-, puesto en el mercado por la prestigiosa Bodega Salentein. Un espumoso extremadamente refinado y complejo, creado por el experimentado enólogo Gustavo Bauzá. Se trata de un ensamblaje clásico de uvas Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier, todas cosechadas en fincas propias del Valle de Uco. Tiene además un corte de vinos de dos añadas diferentes -la más antigua con mucha crianza sobre lías y la más nueva bien vibrante y frutal-, lo que aporta aún mayor pluralidad de sensaciones al conjunto. La toma de espuma fue realizada por el método Charmat Lungo (12 meses). El resultado final es un vino de nariz desarrollada, con perfumes de frutas rojas acidas -grosellas-, frutos secos -avellanas- y marcados reminiscencias de “panadería” -pan brioche, tostadas-. Al probarlo denota su garbo y finura, redunda en sabores frescos, con delicado “perlage”, acidez perfectamente equilibrada y larguísimo final. ¡Un espumoso realmente “de lujo”, que hoy se ofrece en un precio de venta muy competitivo!

¡Cierro esta nota deseándoles una Muy Feliz Navidad a todos mis lectores! ¡SALUD!